Merle Haggard ha sido uno de los artistas y compositores más importantes desde Hank Williams, una de las figuras de referencia de la escena country desde la década de los sesenta. Muchos de sus temas son ya clásicos del género y su influencia se ha extendido hasta nuestros días. Al igual que su ídolo Bob Wills, su música es un crisol de influencias -country, jazz, blues, and folk- creando un peculiar estilo personal. 

No podemos separar su música de los avatares de su vida. Aunque nació en Oklahoma el 6 de abril de 1937, sus padres se trasladaron a California, vivendo en un furgón como casa. Su padre que tocaba el fiddle en los honky tonks murió de un tumor cerebral cuando Merle tenía nueve años. De carácter rebelde, su madre trató en vano de enderezarlo internándolo en estrictos centros de detención juvenil. Siendo un adolescente se enamoró de la música country (en especial de Bob Wills, Lefty Frizzell, y Hank Williams). A los 12 años recibió como regalo de su hermano mayor una guitarra.

Su carácter rebelde indomable se manifestaba protagonizando largas escapadas de sus centros de internamiento -cada vez más severos- y siendo incluso denunciado por intento de robo. No obstante, parece que estaba predestinado a la música. En una ocasión presenció un concierto de Lefty Frizzell en Bakersfield. Tras la actuación interpretó dos canciones en el backstage ante el propio Lefty, éste quedó tan impresionado que invitó a Merle a que interpretara en el escenario algunos temas ante su propio público. La excelente acogida pareció convencer a Merle de seguir una carrera como músico. Se casó en 1956 con Leona Hobbs, pero los problemas financieros de la pareja le empujaron a cometer robos el año siguiente. Es detenido, se escapa y vuelto a capturar... es condenado a 15 años de prisión y enviado a la cárcel de San Quintin.

La cárcel no ejercía en él esa presunta labor de rehabilitación que se le presupone. Tras protagonizar un plan de intento de fuga, ser despedido de sus trabajos en la prisión, recibe la noticia de que su mujer está embarazada de otro hombre... es descubierto borracho en su celda y enviado una semana a una celda de aislamiento. Allí parece que reflexiona y decide dar un giro a su vida. La evidente mejora de su comportamiento le permitieron finalmente salir de prisión en régimen de libertad condicional. Vuelve con su mujer y retoma su carrera artística como cantante de una banda liderada por Johnny Barnett en uno de los clubs más populares de Bakersfield , Lucky Spot.  Llama la atención de Fuzzy Owen, que le propone grabar "Skid Row" para su pequeño sello Tally Records.

En aquellos tiempos, gracias a los éxitos de Buck Owens la ciudad de Bakersfield estaba en primera fila de una escena country dominada por el suave sonido countrypolian de Nashville. En Bakersfield crecía el sonido hardcore honky tonk, añadiendo elementos del Western swing. Se incorporaban en mayor medida que otros subgéneros del countrry instrumentos eléctricos consuiguiendo un sonido más nervioso. Dos de las figuras de este movimiento eran Tommy Collins y Wynn Stewart, éste último en particular -admiraba su estilo vocal- se convertirá en una figura determinante de su carrera profesional. En efecto, en 1962 Merle se traslada a La Vegas para verle actuar en su propio club. Después de oirle cantar, Wynn le contrata como integrante de su banda como bajista. En ese tiempo consigue que Stewart le deje grabar  "Sing a Sad Song", una canción del repertorio del la estrella. Volverá a grabar con Tally Records y se convertirá en un éxito nacional, alcanzando el puesto 19 de las listas de éxito en el año 1964. En los siguientes meses obtendrá otros éxitos como  "Just Between the Two of Us" -un dueto con la mujer de Buck Owens- o su versión del tema de Liz Anderson "(My Friends Are Gonna Be) Strangers". En 1965 firma con Capitol Records, un año después el éxito le empezaba a situar como una estrella de la música country con temas como "Swinging Doors",  "The Bottle Let Me Down" y  "I'm a Lonesome Fugitive" - que fue su primer número uno-, siendo nominado por la Academia de la Múisca Country para los premios como mejor vocalista.

A partir de esos momentos Merle conseguirá el favor del público nada menos que 37 Top Ten, incluidos 23 números uno en la lista de singles. En 1967-1968 obtuvo cuatro números uno: "Branded Man," "Sing Me Back Home," "The Legend of Bonnie and Clyde," y "Mama Tried," (formó parte de la banda sonora del film "Killers Three", su debut como actor). Con la excepción del tema  "Bonnie and Clyde," se observa un cambio, puesto que comienza a hacer referencia a su pasado. Como cada canción es un éxito aún mayor que la anterior, Merle se anima a continuar componiendo con un estilo cada vez más personal. A comienzos de 1969, firma su primer álbum conceptual Same Train, a Different Time. En este trabajo Merle demuestra su fascinación por la historia de Estados unidos y su deseo de enriquecer su musica con elementos del Western swing, jazz o el blues. "Hungry Eyes," "Workin' Man Blues," y "Okie from Muskogee" serán ese año tres nuevos números uno. En particular, "Okie from Muskogee" -con su ataque a la cultura americana pop de finales de los años sesenta- le permitió acaparar premios y se convirtió en una canción icono del artista.

Su reinado continúa sin descanso durante la década de los setenta: en 1970 "The Fightin' Side of Me", en 1971-72 "Soldier's Last Letter," "Someday We'll Look Back," "Daddy Frank (The Guitar Man)," "Carolyn," "Grandma Harp," "It's Not Love (But It's Not Bad)," y "I Wonder If They Ever Think of Me", en 1973  "If We Make It Through December" -su mayor hit-, en 1974 participaría en el último trabajo del gran Bob Wills que moriría un año después, dejando a Merle su fiddle. En 1977 firma con el sello MCA, aunque sigue obteniendo números uno su carrera comienza a ser más inconsistente.  En 1977 "If We're Not Back in Love by Monday", "Ramblin' Fever", en 1978 "I'm Always on a Mountain When I Fall" y "It's Been a Great Afternoon" fueron hits en 1978. En 1980, dos temas incluidos en la película de Clint Eastwood Bronco Billy -en la que aparecía el propio Merle- alcanzaron el número tres: "The Way I Am" y "Misery and Gin". No obstante sus mayores éxitos los consiguió con "Bar Room Buddies" (dueto con el propio Clint) y "I Think I'll Just Stay Here and Drink."

En 1981 firma con Epic Records asumiendo las tareas de producción de sus propios discos, obteniendo un sonido más ligero. Hasta 1985 sigue cosechando más números uno aunque de forma más esporádica: "My Favorite Memory","Big City", "Yesterday's Wine" -un dueto con George Jones- o "Pancho and Lefty" un dueto con Willie Nelson. A mediados de la década el público prefiere otros artistas como George Strait o Randy Travis que copan las listas de éxitos, aunque la influencia de Merle sobre ellos es evidente. En 1987 alcanzará su último número uno "Twinkle, Twinkle Lucky Star", la caída de las ventas será una constante en los años sucesivos. Liberado de las ataduras del éxito, concentrará su esfuerzos hacia la creatividad musical en los años posteriores. Firmará -con mayor o menor acierto- trabajos de corte acústico If I Could Only Fly (2000) Unforgettable (2004) -una colección de standards pop- o The Bluegrass Sessions (2007), que cuenta con la colaboración de Marty Stuart, Aubrey Haynie o Alison Krauss (entre otros).


www.countryfiedsoul.com ® is a registered trademark. All content © 2008-2010 by ehawee
Todos los contenidos del portal incluyendo, a título enunciativo y sin carácter limitativo, fotografías, imágenes, dibujos, archivos de texto, audio, vídeo y software, nombres, nombres comerciales marcas, logos son propiedad de sus respectivos dueños.



Merle Haggard: Okie From Muskogee
Más información:
www.merlehaggard.com
Artistas de hoy
Archivo